De lo nuestro lo mejor…

La ley n° 475 de migraciones en su artículo 146 sobre la nacionalidad, dice entre otras cosas que:

“son de nacionalidad paraguaya: 1) las personas nacidas en el territorio de la República; 2) los hijos de madre o padre paraguayo quienes, hallándose uno o ambos al servicio de la República, nazcan en el extranjero; 3) los hijos de madre o padre paraguayo nacidos en el extranjero, cuando aquellos se radiquen en la República en forma permanente, y 4) los infantes de padres ignorados, recogidos en el territorio de la República. La formalización del derecho consagrado en el inciso 3) se efectuará por simple declaración del interesado, cuando éste sea mayor de dieciocho años. Si no los hubiese cumplido aún, la declaración de su representante legal tendrá validez hasta dicha edad, quedando sujeta a ratificación por el interesado.”

Peor no tiene que ver (o sí) con lo que quiero comentar, sobre el tema de una persona llamada Lucas Barrios que tantas opiniones (como esta que coloco en el blog) fueron apareciendo como si de una cuestión de estado se tratase.

Barrios es un jugador de fútbol,  nacido en la Argentina, en al año 2008 fué reconocido por la FIFA como goleador mundial de Primera División, por la cantidad de goles realizado en el Colo Colo chileno. Es el actual goleador de la Bundesliga alemana, y ha optado (por sus medios o por terceros) la nacionalidad paraguaya, con las facultades que le da la ley, hecho que algunos salen a deplorar por tratarse de alguien que “no nació en Paraguay”  (como quien le escribe, o como tantos otros quienes optamos por tener la nacionalidad paraguaya), en un acto demagógico y rozando(o no) la discriminación. Repito solo es fútbol.

¿Quién no aplaudió a Santana en sus actuaciones en las eliminatorias?, seguramente los mismos que cuestionan a Ortigoza, y zapatean ante la posibilidad de tener un nuevo integrante en la selección que provenga de otro país, imagino a los franceses devolviendo la copa del mundo 1998 porque en su seleccionado jugaban unas personas originarias de otros países, un tal Zidane (Argelia), Desailly (Ghana), Thuram (Antillas), Karembeu (Nueva Caledonia), o Italia en el 2006 por Camoranessi (Argentina)…

No sabemos si Barrios será parte del seleccionado en el mundial (si sabemos que es el goleador de la bundesliga) no sabemos, si con Santana o con Ortigoza, Paraguay saldrá campeón del mundo, pero dejémonos de cuestionamientos, nadie muere por un gol de oro en contra como el que sentimos todavía (Blanc en Francia) y todos festejaremos un gol de Barrios, Gomez, Jara, Gonzalez, o Van Fustter, o Petrov,  o quien sea que este vestido de albirrojo en ese encuentro mundial…

Mientras, seguimos nadando contra la corriente…(si lo hacemos, que sea como el salmón..)

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Opinión

2 Respuestas a “De lo nuestro lo mejor…

  1. Luis

    Coincidentemente tengo un post semejante al tuyo, en mi blog..

    http://luismoran.wordpress.com

    Como digo ahí, mi crítica va por la degeneración de la nacionalización, por el manoseo a esa figura, y no necesariamente contra Lucas..

  2. En Derecho, explicamos esta situación basándonos en la doctrina jurídica, que reconoce el “ius sanginus” “de sangre” como válida.. Esto significa que, el sólo hecho de nacer de padres paraguayos nos da la nacionalidad “por la sangre que corre en nuestras venas”, lo que hace el país (en este caso, el Paraguay) es declarar legalmente la nacionalidad que ya nos pertenece por ser hijo de paraguayos. (La misma Carta Magna en su Art. 146 inc. c.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s