Innovación educativa…

Actualmente la sociedad, tal como lo conocíamos, esta siendo partícipe de una reorganización en modelos basados en red, donde el individuo es el centro de estos cambios a partir de modificación de roles relacionados con el entorno, donde nuestro aprendizaje se orienta a una “sociedad intensiva de aprendizaje”.

Para poder enfrentar estos cambios emerge la necesidad de formarnos en este nuevo perfil, en un nuevo modelo, de acuerdo al concepto de enseñar a aprender en red.

Toda estas transformaciones presentan interrogantes en nuestra labor docente, sobre todo a la forma en que venimos desarrollándola, por ejemplo que herramientas utilizar, como, cuando, por donde empiezo, que debo hacer, que no debo, etc. (competencias digitales básicas).

Estos requerimientos externos como también la nueva generación de estudiantes que estamos teniendo y que en algunos casos pueden y llegan a cuestionar el modelo tradicional, nos lleva indefectiblemente a introducirnos en el proceso de aprendizaje en Red, donde la acción es propia de la persona que aprende, que pretende ser personalizado teniendo en cuenta los conocimientos previos, el ritmo de aprendizaje de cada persona, el tiempo que se dispone (que no es el mismo en el aula presencial donde se asiste regularmente), y que pretende ser colaborativo y cooperativo hacia un mismo fin, todo esto centrado en la adquisición de esta importante competencia (Trabajo en Red).

Este nuevo proceso, lleva a cambiar el modelo de Enseñanza-Aprendizaje basado en el Profesor, y nos lleva al aprendizaje basado en el estudiante, donde el docente “enseña menos” (instruye y sobre todo, orienta, muestra el camino) y el alumno produce su propio aprendizaje, construye sus conocimientos, se diferencia del proceso anterior a partir de las conexiones para llegar a los contenidos, haciendo que el aprendizaje sea personalizado, autogestionado, cambios que se van produciendo velozmente y que nos lleva a asumir nuevos roles, el del e-profesor y el del e-estudiante.

Nuestro desafío es rediseñar como aprendemos, como construimos espacios de aprendizaje (nueva aula, en red, colaborativa, integrando no solo a estudiantes y docentes, sino también elementos ajenos a ellos), competencias que emergen en este, nuestro nuevo rol docente.

El nuevo modelo de aprendizaje nos presenta “El conectivismo”, donde el aprendizaje ocurre como parte de una red social con muchas y diversas conexiones y lazos (que existen a través de diferentes herramientas – aunque estas no sean tan importantes como el uso de ellas), y donde el estudiante decide como y donde gestionar su aprendizaje, interactuando, no solo con herramientas sino que también con diferentes personas que ayudan a enriquecerlo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s